MENSAJE DEL SEÑOR JESÚS

EL GRAN PELIGRO QUE CORRE LA IGLESIA CATÓLICA

Buenos Aires, Sábado, 26 de enero de 2019

Hijito mío, no importa lo que digan sobre este escrito, anota sin temor alguno lo que dictaré, es para el bien de mi Iglesia. Seré breve, daré los detalles necesarios que debe saber mi pueblo, ante el peligro que corre Mi Iglesia. No me extenderé demasiado.

Mi Iglesia transita un camino de grandes luchas internas y externas comandadas por el propio Satanás, mediante sus fieles soldados 
que a través de los años ingresaron en su seno como un virus, contaminando con toda clase de engaños a los que la componen, desde el clero y toda la feligresía; ahora se dispone a dar su golpe mortal a la cabeza de Ella, al Capitán de la Barca, al Papado. 

Ah! Son mis propios pastores y ovejas los que caen en grandes divisiones y contiendas haciendo el trabajo que tanto Satanás desea llevar a cabo, desde las propias filas ponen en dudas la veracidad de Mi Vicario, desde la profundidad se pensó como destruir al Papa y 
colocar en su lugar a uno que sea acorde a lo que busca el mundo, un impostor que usurpe el Trono de Pedro y luego, transformar mi Iglesia y dedicarla a los demonios, a toda clase de suciedad y podredumbre. 

Yo Soy el Señor y la Iglesia misma, en mí no hay división, todo reino dividido va a la derrota segura. Donde hay contiendas está la presencia de las tinieblas. 

Tal como ha dicho Mi Madre a tantos mensajeros a través de los años, será salvada por los laicos y no por sus pastores, será salvada por los cimientos que no se ven a los ojos humanos, por aquellos que trabajan y oran en silencio, sin protagonismo en el mundo, lejos de alimentar su propio orgullo, muy contrario a sus hermanos que se afanan mostrando una falsa caridad ante una sociedad cada vez más necesitada de el qué dirán para poder mantener una inexistente imagen.

La masonería, en su largo trabajo y espera, fue socavando la defensa de mi Iglesia, y lentamente, en algunos momentos lo hizo más rápido, una vez vencida fue caminando segura y sin demora hacia 
los niveles más altos de la Jerarquía Eclesiástica. Hoy está lista para dar su golpe mortal, expulsar a Quien interrumpe y entorpece sus planes, el Papa Francisco. 

El Papa Benedicto XVI, por mi pedido, en un movimiento maestro, retrasó los planes de los enemigos de la Iglesia Católica, al renunciar y colocando a un sucesor que mantendría el rumbo de la Barca hasta aguas calmas y costas de arenas blancas. Las tinieblas gritaron de odio y desesperación, pero estas no descansaron, buscaron otro plan y ahora desean llevarlo a cabo. 
El demonio, con astucia confundió las mentes de las propias filas y eclipsó las miradas para que no descubran el engaño que había trazado. 

Yo, el Señor, explicaré con palabras simples para quien lea el mensaje entienda claramente cual lado debe seguir o abandonar; 
nadie podrá decir que no se explicó del gran peligro que transitáis.

Toma nota mi fiel mensajero, no importa lo que digan, tú escribe.

Como el instructivo de un manual, paso a describir el escenario de la Iglesia Católica en TRES PARTES:


PARTE A: Cuando Francisco subió al trono de Pedro, parte del mundo esperaba una Iglesia abierta y más humana, pero dentro de esa humanidad, muy escondida estaba la serpiente con toda clase de acciones pecaminosas: el liberalismo. Se esperaba que ya no fuera tan rigurosa la acusación del pecado, y los sacramentos fueran suministrados sin los cuidados y miramientos que se deben tener. Esperaban una Iglesia más flexible, una iglesia del mundo.

PARTE B: Otros, esperaban que con el nuevo Papa se volvieran a las tradiciones con mayor fuerza y rigor, donde la Iglesia sólo fuera para selectos (los tradicionalistas), conservándola solamente para una elite, donde sus miembros sólo puedan pertenecer cumpliendo los requisitos de las tradiciones de la Iglesia, dejando fuera de ella a tantas almas a la merced de la noche.

Estas dos grandes PARTES A Y B entraron en contiendas, discutiendo quien era el dueño de la verdad, descuidando su verdadero enemigo, 
se dedicaron a presionar al Papa para que eligiera un lado u otro, pero cuan errados estáis.

 Yo Soy de Amor y Misericordia, no dejo a nadie fuera, más cuando el alma desea arrepentirse y tomar mi mano para que yo la salve.


PARTE C: Y por otro lado, una minúscula porción, tan pequeña en comparación a las dos grandes partes, es la que aprendió a no caer en la trampa que Satanás había desplegado a sus hermanos. Por este reducido rebaño, mi Iglesia sobrevivirá, las fuerzas infernales no tendrán potestad sobre ella.

Estas ovejas aprendieron de las tradiciones sin quitarle el lugar primordial a lo escrito en la Biblia, asimilaron y tomaron de la tradición de la Iglesia aquello que los ayudaría a comprender lo enseñado en la Sagrada Escritura, nunca le dieron el primer lugar sino que la usaron de apoyo para dar autenticidad a la Verdad Escrita. Teniendo la visión más clara, van en búsqueda de aquellas almas que se alejaron de las filas católicas por diferentes motivos, y lo hacen con un corazón amoroso y misericordioso, siempre con el aliento del perdón, enseñando donde está el error que os llevó a caer e indicando como retornar al redil con un corazón contrito. Esto no ha significado para estas almas piadosas y misericordiosas aceptar el pecado y todos su engaños, al contrario, son determinantes en la corrección sin dejar lugar al pecado, lo aborrecen, enseñan a sus hermanas que deben romper toda alianza con el error, cuales son las consecuencias seguir unidos al pecado, y si desean liberarse de la esclavitud, cuales son las ganancias que les esperan. Son firmes y suaves a la vez. 

Ya tenemos identificadas en escuetas definiciones a las partes que integran a mi Iglesia, ahora 
voy a explicar cómo dos de las tres partes trabajan para las tinieblas, quizás muchos sin darse cuenta. 

El demonio enceguecido por su propio orgullo ha desechado a la tercera parte, la más pequeña, la considera irrelevante y carente de amenaza para sus planes. ¡Qué equivocado está!

Por este pequeño rebaño se sostiene al Papa y a Mi Iglesia, con sus oraciones incesantes a Dios Altísimo. El demonio no ve a estas ovejas, sabe que están en algún lugar, no tiene tiempo para ellas, no las puede ver debido a que éstas, al ser tan simples como la flor silvestre pasan frente a su nariz sin ser percibidas, la virtud de la humildad es tan fuerte en ellas que las hace invisibles a las miradas infernales, hasta el punto que el demonio piensa que ya no existen. 


En estos días tan cruciales para mi Iglesia, las partes más numerosas, tradicionalistas y liberales, 
presionan al Papa con más determinación hacia cada sector, los primeros dicen que es un Papa que trae el error que no se apega a las tradiciones de la Iglesia, muchas de ellas viciadas por la mano del hombre, pero se olvidan de las enseñanzas divinas, piden a Francisco que sea concluyente con los liberales, que les cierre las puertas, que no haya lugar para ellos, que ellos sí han cumplido con todos los preceptos y son intachables en su proceder. ¡Hipócritas!. Parecéis a los fariseos y los sacerdotes de Israel, que se jactan de cumplir la Ley pero se olvidan de las enseñanzas de Dios.
Os llamo a que reviséis vuestra manera de pensar y actuar, porque si no lo hacéis sacaré todas vuestras miserias a la luz, una por una y será un solo lamento para sus almas. 
¡¡¡¡Vuestros pecados han lacerado a mi Iglesia alejando a tantas almas de la salvación eterna, os pediré cuenta por ello en el día del Juicio!!!!


Los segundos, también exigen al Papado para que abra las puertas de Mi Iglesia rompiendo los sellos de equilibrio que la sostienen aún en pie. Pero la condición de la apertura es permitirles ingresar con toda clase de pecados, sin el arrepentimiento adecuado
 y sin dejar el estado pecaminoso en el que viven.
No quieren dejar la vida de error que llevan sin el menor esfuerzo, que otros se martiricen por ellos. Buscan justificar sus errores acusando a la Iglesia de ser una institución vieja, que no se moderniza a los tiempos y a los avances de la sociedad, que esas cosas de las tradiciones pasaron de moda, es de la Edad Media, ahora se busca el amor de la humanidad y no la de Dios. Dicen que Mi Iglesia es una iglesia de un Dios malo y severo, por lo tanto buscan a un dios más permisivo, un dios que todo lo permita. 
Han confundido la palabra misericordia con permisividad.
¡Cuán errados estáis mis niños!
No puede convivir la mentira con la Verdad, la suciedad con lo limpio. No puedo permitir que hagáis de mi Iglesia un corral de barro y suciedad. 

¿Qué haréis cuando pida cuentas de vuestras obras?

No tendréis excusas, seré tan severo con Ustedes en el Día del Juicio como los primeros, porque arrastraron a tantas almas a la perdición eterna. ¡Arrepentíos que el tiempo se acaba!


Ambas partes hoy 
se sienten decepcionadas por el Papa, dicen que no cumplió con sus expectativas, pero no se dan cuenta que fue enviado a salvar lo poco bueno que ha quedado de Mi Iglesia, ya que se ha permitido que el enemigo ingrese y saquee sus bienes más preciados: las ALMAS.

Por mi mandato fue elegido para que la Misericordia llegue a todas las almas, A TODAS, QUE TODO EL MUNDO TENGA LA OPORTUNIDAD DE SER ALCANZADA POR ELLA Y CON TAN SOLO ESTIRAR LA MANO OBTENER LA SALVACIÓN ETERNA, ES POR ESO QUE FRANCISCO ADELANTÓ EL AÑO DE LA MISERICORDIA, PARA EVITAR QUE MI IGLESIA SEA DESTRUIDA TOTALMENTE. 

Ahora, 
llega el tiempo final del trabajo de Francisco. Las dos partes que pelean entre sí piden un Papa acorde a sus deseos y parecer, y lo tendrán si continúan en esa postura. 

Satanás ha movilizado a sus agentes masones infiltrados en ambos lados para que agiten a las masas y aceleren un nuevo cónclave, en lo posible, para destituir a mi Vicario y 
colocar uno según sus voluntades. Como dije lo tendrán si no cambian de parecer, os advierto, se lamentarán porque subirá un impostor que hará de sus vidas un sufrimiento.

La parte tradicionalista en todos sus niveles, engañados por Satanás, apuran todos los trámites para que sin demoras puedan colocar un supuesto sucesor digno del Sillón de Pedro; están ultimando detalles para que el purpurado seleccionado llegue sin retrasos, pero no saben que trabaja para las tinieblas, ha sido preparado muy bien por la misma masonería, pertenece a ella, aprendió muy bien a camuflarse con los atributos eclesiales, su oratoria y proceder parecen tradicionalistas, demuestra ser un arduo defensor de la integridad de la Iglesia, acusando al Papa de ser un impostor y un falso Papa, que debe ser removido antes de que sea tarde. 

Bajo tal máscara esconde su verdadero rostro. Cuando sea elevado por los propios católicos tradicionalistas al Trono de Pedro, este se manifestará al mundo como el Papa que necesitaba la Iglesia, primero tomará medidas determinantes contra el sector liberal, excomulgará a todos aquellos que no acepten las ideas tradicionales, muchos se sentirán perdidos, especialmente los divorciados y vueltos a casar, se les cerrarán las puertas; como a tantos otros sectores que desean volver a la Iglesia ya no podrán hacerlo. Tal medida será ovacionada por aquellos que lo eligieron y dirán que “este es el Papa que esperábamos, ahora si nuestra iglesia está salvada”, pero cuando pareciera todo perfecto el nuevo vicario presentará al Nuevo Cristo tan esperado, el anticristo, colocará a la Iglesia al servicio de este, le cederá el Trono de Pedro y con ello, bajo la excusa de que Cristo en persona está en la tierra ya no habrá necesidad de seguir celebrando la Eucaristía, que solo debe ser un simple recordatorio en honor al que ya está en la tierra.

La Santa Misa (El Sacrificio Perpetuo) será abolida y en ese preciso instante, el velo de confusión de aquellos que subieron al Sucesor de Pedro, se correrá y todo será claro frente a sus miradas. Se taparán el rostro, se arrodillarán y pedirán perdón por el error cometido, pero será tarde.

Mi Iglesia estará tomada por el enemigo, buscarán por todos los medios sacarlos pero no podrán. Se emitirá un edicto que se los acusará de traidores, se los perseguirán, apresarán y asesinarán. Entonces, solo será un sollozo para mi Iglesia. 

El anticristo junto con el nuevo papa, dirán 
que ya no hay necesidad de estructuras y lineamientos como los Diez Mandamiento, porque Cristo está en la tierra, todos son bienvenidos, pero para ello deberán reconocer y adorar que es dios hecho hombre y ha venido al mundo a curar todos sus males, que lo que tanto se pregonaba de la venida de un falso cristo era mentira. Será el surgimiento de una iglesia dedicada el demonio. Les dirá a sus seguidores que ya no hace faltan las hostias, ya son libres, que vayan y rompan los sagrarios como símbolo de la ruptura de las cadenas de engaño por parte de aquellos que gobernaban la iglesia antes de que él viniera, el que esperaban ya está reinando el mundo.

¿Entonces, todo está perdido?
No hijitos míos, por la pequeña porción que subsistió entre las dos grandes partes, que no estaba de un lado ni del otro, Mi Iglesia será salvada, será luz para las almas confundidas y tendrá los brazos abiertos para aquellos que fueron engañados y caminarán sin consuelo. 

Os pregunto: ¿Queréis que suceda lo que expresé arriba? Si no queréis, qué esperáis para cambiar el rumbo de vuestros pasos y evitar un mal mayor. 


En conclusión, amado niño, 
llamo a los tradicionalistas a no quedar encerrados y encarcelados en las tradiciones y no dar lugar a Mi Misericordia. El exceso y fanatismo de ellas pueden condenar al alma, abrid las puertas a Mi Misericordia y entenderán cuan errados estáis.


A los liberales os digo, la vida liberal sin ordenamiento y disciplina en el Amor de Dios los conduce a una vida de confusión y muerte, las reglas como los Diez Mandamientos son necesarios para mantener a la carne subordinada al espíritu y evitar la condenación eterna. En caso contrario, tendréis una vida de constante amargura y tristeza.


Y a mí rebaño fiel y remanente, que ha entendido el significado y lo que es vivir en la Misericordia Divina 
os animo a seguir firmes como hasta ahora, os insto a que tengáis siempre, un oído para escuchar a vuestros hermanos, palabras de aliento, de liberación y sanación. No dejéis a nadie fuera de las puertas de Mi Misericordia, si el alma no desea vuestro auxilio que sea por su propia elección, recorred todos los rincones de la tierra, mi confianza y esperanza las deposito en ustedes. 

En ustedes, mis niños, recae la existencia de Mi Iglesia, no estáis solo, Yo estoy con ustedes hasta el fin de los días. Id y decid al mundo: 
“EL REINO DE DIOS ESTÁ CERCA, NUESTRO SEÑOR JESÚS NOS ENVÍA”

Por último, agrego una cosa más, llamo a la reflexión a todos, en vez de criticar y murmurar contra vuestro Papa, por qué no oráis por él, el necesita de sus oraciones, el vela por cada uno de ustedes y en cambio recibe injurias. 
Oren por él para que el espíritu de confusión no lo rinda, pedid a Dios Espíritu Santo para que lo ilumine y toda decisión que tome sea para el bien de toda la Iglesia.

Si permitid que vuestro Papa sea removido del Trono de Pedro, permitiréis 
grandes desgracias sobre el mundo entero.

No perdáis tiempo en chismes, ganadlo en la oración. DEJAD LA CONTIENDAS DE LADO, NO SEÁIS ENEMIGOS DE USTEDES MISMOS, BUSCAD LA CONCORDIA Y LA PAZ, 
UNÍOS TODOS CONTRA UN SOLO ENEMIGO, EL DE LAS ALMAS.

Siempre estoy con ustedes, vuestro amado Jesús. Os bendigo en el Nombre del Padre, del Hijo y de Espíritu Santo. Amén.

NOTA: A todos los que lean este mensaje, si creen que el escrito atenta contra la Iglesia y lacera sus integridad misma, ruego que lo descarten. Pero, si sienten lo contrario, que ayuda a la unidad de la Iglesia, entonces que el mensaje llegue a todo el mundo.

Mensaje dado a Gustavo.

www.000webhost.com